Estoy segura de que el 100% de las personas que estáis leyendo esto tenéis abierto un perfil PERSONAL (y lo pongo en mayúsculas porque esto es importante) en Facebook. Y estoy segura también de que sabéis que es difícil establecer pautas para asegurarse el éxito con un post en esta red social. Cuando hablo de éxito me refiero a que nuestros amigos pinchen en “me gusta” e interactuen (de forma más o menos activa) con sus comentarios. Y está claro que a todos encanta que la gente “hable” de y con nosotros. Nos hace sentirnos más importantes. (El que diga lo contrario estará mintiendo miserablemente).

Pues bien, en todo el tiempo que llevo en Facebook (abrí mi perfil allá por el 2007, cuando en la Universidad era lo “guay”) he descubierto ciertas actualizaciones que por diversos motivos tienen más éxito que otras, así que voy a enumerar una serie de elementos comunes que tenían todos estos post:

– Las frases hechas, que remueven conciencias, y que nos hacen pensar, se llevan mucho. Como dije en un post anterior, nos gusta hacernos los inteligentes 😛 Normalmente lo que obtendremos con este tipo de actualizaciones son “Me gusta”, pero poca gente se atreverá a dejar su reflexión por escrito en un comentario.

– Las frases de canciones acompañadas del correspondiente vídeo de Youtube. Si tienes la suerte de recordarle a alguno de tus amigos un momento especial con esa canción, triunfarás, si ya encima añades alguna reflexión sobre el montaje o el guión del videoclip y, como en mi caso, tienes muchos amigos a los que les gusta el cine, ya es un éxito rotundo.

– Por norma, los textos largos nos llaman la atención. Normalmente las actualizaciones de la gente en Facebook suelen ser frases cortas, pero cuando nos encontramos con una “parrafada”, allá que vamos a investigar qué aventura se le ha ocurrido contar a nuestro amigo de turno. Vuelvo a repetir: nos gusta el morbo, y nos encanta cotillear la vida de los demás.

– Las anécdotas divertidas. Creo que no soy la única, y espero que no sea así, porque me preocuparía. Pero en los últimos tiempos he desarrollado una necesidad inexplicable de contar vía Facebook las anécdotas que nos pasan a todos en el día a día, y obviamente, lo que esperamos con esto es que nuestros coleguis nos den su opinión, se rían de nosotros, o nos envidien (en el caso de que estemos hablando de que nuestra pareja nos ha regalado bombones). Los muros de Facebook se han convertido en muchos casos en verdaderos escaparates para presumir. Llamadme malvada, pero como mujer, como Community Manager y como usuaria habitual de Facebook, ME ENCANTA 😉

Post acompañados de fotos, si son comprometidas o divertidas, mucho mejor. Por supuesto, esto incluye la típica foto del fin de semana anterior en la que estas irreconocible, o esa en la que tu perro tiene cara de angelito.

Actualizaciones relacionadas con tu estado sentimental. Os confieso que estoy deseando cambiar mi estado a “comprometida” para poder analizar cuánta gente pincha en “Me gusta” y cuantos de mis amigos se atreven a preguntar con quién me he comprometido 😛

Las desgracias venden. Probad a actualizar vuestro estado de Facebook con algo como: “Me acaban de echar del trabajo” o… “Mi novia me ha dejado”, veréis como los comentarios aparecen como las setas.

– La clave para triunfar: que nuestros lectores/amigos se sientan identificados con lo que escribimos.

¿Se os ocurre algo más?

Por lo tanto, mi consejo es: contemos nuestra vida, vale, pero contémosla bien 😉

1 comentario

  1. Pingback: Cómo crear el post perfecto en redes sociales | FUA Social Web

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top