Cuando se celebran dos años y medio desde la aparición de Vine en nuestras vidas, me pregunto quién está ganando la batalla del vídeo móvil. ¿Es realmente Vine un competidor directo del tan instaurado en nuestras vidas Instagram? ¿Habría implementado Instagram esta mejora en su aplicación si no hubiera aparecido Vine? ¿Cómo influye que los dos más grandes (Facebook y Twitter) estén detrás de estas dos aplicaciones de vídeo móvil?

La plataforma de microvídeos Vine cumplió dos años el pasado viernes 24 de enero, y a pesar de su corta vida, cuenta con una comunidad de más de 40 millones de usuarios, según datos de la compañía del pasado mes de agosto y fue la aplicación más descargada durante los tres meses posteriores a su lanzamiento. Instagram por su parte cuenta con más de 140 millones de usuarios, pero lleva en el mercado algo más de tres años. Las primeras 24 horas después de su lanzamiento consiguió la friolera de 5 millones de vídeos subidos a la app. Seguro que después de esta pequeña introducción te estás preguntando qué diferencia a estas dos aplicaciones tan de moda en el marketing online del vídeo móvil.

Principales diferencias entre Vine e Instagram

1.Duración de los vídeos. La primera característica esencial que diferencia a estas dos aplicaciones de vídeo móvil es la duración de los vídeos que podemos grabar con ellas. Mientras que Vine te permite grabar un máximo de 6 segundos, con la aplicación de Instagram puedes grabar hasta 15 segundos. Así, Vine se desmarca, como hizo Twitter en su día con los 140 caracteres, con esa limitación tan restrictiva para diferenciarse de su principal competidora. Ambas nos dan la opción de separar nuestro vídeo en diferentes clips que podremos eliminar si después de grabarlos no nos terminan de convencer. Esta opción ha generado un montón de posibilidades que han sido aprovechadas por las mentes más creativas.

2. Filtros. Cuando terminas de grabar un video, Instagram te ofrece 13 filtros diferentes para modificar el tono, la luz, el contraste y los colores de tu vídeo. Por el contrario, Vine no nos permite aplicar ningún filtro en los videos. Dependiendo de a quién le preguntemos, seguro que hay quien diría que más que ser un inconveniente, esto puede ser una gran ventaja para aquellos que prefieren la simplicidad en sus aplicaciones móviles. Sin embargo, Vine dispone de la opción de reproducción en bucle (Loop) e Instagram no.

3. Categorización del contenido. Este punto nos parece especialmente importante en este mundo online en el que la cantidad de contenido que se comparte a diario es casi excesivo. Instagram no cuenta con categorías para descubrir videos organizados temáticamente, lo que puede ser un punto en contra para quienes prefieren contar con ayuda para encontrar el contenido de una forma más rápida. En el lado contrario, Vine si posee un menú que te permite explorar diferentes categorías para encontrar creaciones compartidas en áreas como Naturaleza, Animales y Comida, entre otras.

4. Hashtags. En este caso, ambas aplicaciones quedan empatadas, ya que tanto Vine como Instagram te permiten usar hashtags para compartir los videos con otras personas y agruparlos bajo un mismo tema o conversación dentro de la propia aplicación o en el resto de redes sociales con las que tienen conexión.

5. Redes sociales. En ambas aplicaciones, cuando terminas de grabar tus videos, es posible compartirlos en otras redes sociales. Vine te permite enviarlos solo a Twitter y Facebook, además de la propia red de la aplicación. Instagram por su parte, tiene una oferta más amplia, ya que te da acceso a Twitter, Facebook, Tumblr, Flickr y también tienes la posibilidad de enviar un enlace a tu video móvil vía email, además de a la propia red de Instagram. Ten en cuenta que normalmente Instagram te permite también publicar tus fotos en Foursquare. Sin embargo no es posible hacerlo con los vídeos.

6. Pasos para compartir un video. Si prefieres la menor cantidad de pasos posibles, entonces Vine será tu elección final ya que desde que inicias la aplicación hasta que compartes tu video debes ejecutar tan solo 4 pasos. Por su parte, Instagram te hará completar un total de 7 pasos.

7. Geolocalización y mapas. Una función muy útil, y que se encuentra presente en ambas aplicaciones para grabar video móvil es la geolocalización. Esta te permitirá incluir la ubicación geográfica o nombre del lugar donde has grabado tu video. Las diferencias se presentan en la manera en que estas aplicaciones te presentarán esos lugares que has visitado. Mientras Instagram creará un mapa con todos estos lugares, Vine no cuenta todavía con esta característica.

Vídeo móvil Dexpierta

8. Actividad diaria. En este caso nos encontramos con un dato curioso aunque de esperar sabiendo que Vine pertenece al gigante Twitter. Casi un millón de tweets cada día incluyen un enlace con vídeos de Vine. Instagram se queda atrás con medio millón de tweets al día.

9. Inserción de vídeos. Es posible embeber un vídeo creado en Vine en tu web o blog, no así con Instagram, que todavía no ha desarrollado esta opción.

10. Repost. Siendo hija de quien es, la aplicación Vine te permite “revinear” los vídeos que han publicado otros usuarios a modo de retweet. En Instagram sin embargo, no tenemos esa opción dentro de la propia aplicación ni siquiera con las fotos (se puede hacer si utilizamos una aplicación de terceros).

11. Gestión de la aplicación. Sé que me diréis que son aplicaciones móviles y que como tal, así tiene que ser, pero yo echo de menos la capacidad de gestionar estas aplicaciones desde la web en un ordenador y no en un dispositivo móvil. Ninguna de las dos tiene esta opción y sería algo súper útil para los perfiles de empresa.

¿Quién gana la batalla del vídeo móvil?

Quizá estabas esperando que resolviera en este post esta pregunta que he lanzado al viento en el título. Como todo en Social Media (y siento ser así de aguafiestas), depende. Depende sobre todo de la estrategia que siga tu empresa o la marca a la que representas. Quizá para no dispersar esa estrategia sería bueno centrarse en Instagram, una aplicación que hace ambas cosas, pero Vine es más propicia para la interacción (al fin y al cabo lo que más debería importarnos) ya que permite el repost, generando así más engagement por parte del usuario, aunque el número de usuarios es menor. Por eso, antes de empezar, para y piensa qué necesitas exactamente para cumplir los objetivos de tu Plan Social Media. Si quieres mi opinión, a nivel de utilidad me quedo con Instagram, porque además permite vídeos más largos, pero Vine tiene un “rollito” Twitter que me encanta.

Y tu, ¿cuál prefieres? ¿Con cuál trabajas más cómodo/a? ¿Cuál te parece más apropiada para una campaña de marketing en vídeo?

1 comentario

  1. Comment by Alejandro

    Alejandro Contestar 31 mayo, 2018 a las 13:00

    Muy interesante el artículo. Me ha parecido muy útil. Gracias, y saludos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top